Busco cachorro, ¿Criadero o casa de familia?

Publicado: 8 septiembre, 2014 en Información Util

pets-for-sale_14000779781

A la hora de elegir dónde comprar un perro surgen muchos interrogantes y el primero es justamente si comprar o adoptar. Existe actualmente una tendencia muy importante que promueve la adopción de perritos mestizos, nacidos en la calle o en situación de abandono.

Esta forma de hacerse con una mascota es, además de barata,  muy humanitaria y elogiable y en mi opinión debería ir siempre acompañada de la esterilización inmediata del animal sea macho o hembra.

Aunque también creo que la obtención extremadamente fácil de un perro mestizo para adoptar también relaja un poco las obligaciones de su dueño respecto al cuidado de su salud, alimentación, etc. y se podría generar la idea errónea de que criar un animal es algo que cualquiera puede hacer y que poniéndole al pichicho un plato de sobras o dejándolo vagar medio día por la calle para que no estorbe ni ensucie en casa, uno ya es un ecologista amante de la fauna.
Es de suponer en cambio, que si en lugar de adoptar un perrito gratis se desembolsa una considerable cantidad de dinero por un perro de raza, el cuidado para que no deambule por las calles solo, que esté bien alimentado y con las vacunas al día será mayor. Es de suponer, repito.

Por supuesto que hay de todo y existen muchas personas verdaderamente amantes de los perros que los cuidan casi como a hijos sean de la raza que sean y tengan el aspecto que tengan.

group+of+street+dogs+from+Michal

Perros callejeros, abandonados a su suerte y reproduciéndose sin control son un cuadro común en muchos lugares.

Algunos países cuentan con una legislación adecuada y coherente sobre salud pública y animal, lo cual hace raro ver allí animales sueltos merodeando por las calles. Sin embargo, en Argentina las cosas no funcionan así y en concordancia con el caos imperante en todos los aspectos de la vida cotidiana, el estado no hace nada por nadie y muchísimo menos por los perros callejeros.

Soy partidario de combatir el mestizaje canino de forma contundente y gradual. Claro que no apoyo la matanza de animales pero sí un control exhaustivo por parte de las autoridades, esterilizar, fomentar la cooperación ciudadana, hacer obligatorio el chipeo e imponer fuertes sanciones a quienes dejen a sus perros sueltos. Probablemente esto ayudaría a reducir de manera sustancial el nacimiento indiscriminado de perritos mestizos y su subsiguiente (casi inevitable) abandono.

Mirando ahora hacia los criadores, es cierto que no gozan de gran apoyo popular y esto se debe fundamentalmente a algunos comerciantes codiciosos que sólo ven la reproducción animal como un lucrativo negocio, sin prestar la menor atención a los cuidados y conocimientos necesarios para la correcta crianza de una raza canina.

puppy_mill_2_lg

Criadero intervenido en EEUU por tener animales en condiciones deplorables.

Una vez más, lo que falla es la legislación local. Si bien existen una serie de requisitos y cánones para instalar un criadero, luego los controles sobre su funcionamiento suelen ser pocos o nulos. Casi cualquier persona puede armar su propia “fábrica de cachorros”. Los controles más rigurosos provienen de federaciones privadas y afectan en mayor medida a aquellos criadores que desean exponer a sus animales en concursos. También hay algunas organizaciones no homologadas por la FCI que ofrecen cierta entidad a criaderos de poca envergadura siempre que mantengan sus cuotas sociales al día.

Por lo tanto, debo también darle la razón a quien deteste los criaderos de perros. Pero atención, porque así como no todos los dueños de mascotas son iguales, los criadores tampoco y se pueden encontrar algunos con niveles de excelencia asombrosos.

Si queremos o necesitamos un perro yo me inclino en el 100% de los casos por un perro de raza. Aunque la sabiduría popular afirma que los perritos mestizos son los mejores, los más inteligentes y los más fieles, esto es una falacia absoluta. Estos animalitos poseen características combinadas de muchas razas, tanto para lo bueno como para lo malo y este cóctel genético es una absoluta  lotería y como sólo se trata de un callejero que nos salió gratis, ante el menor conflicto familiar por su causa corre el riesgo de ir a parar a la calle.

Las diferentes razas caninas, puras y bien criadas, tienen temperamentos definidos en sus respectivos estándares. Puede haber pequeñas variaciones circunstanciales, pero leyendo o averiguando un poco podremos descubrir exactamente que esperar de un Boxer, un Labrador, un Caniche o un Rottweiler.
Esta previsibilidad nos ayudará a elegir el perro que mejor se adapte a nuestra familia y nuestro estilo de vida. Sabremos cual elegir si tenemos niños pequeños, si carecemos de parque o si queremos un compañero que nos cuide con celo.

Algunos propietarios particulares de perros de raza suelen hacerlos reproducir para vender luego sus cachorros. Esta puede ser una buena opción para obtener un perro puro a un costo relativamente bajo, pero asumiremos el riesgo de adquirir un cachorro son alguna falla genética no detectada por su dueño o, peor aún, algún problema de temperamento potenciado por la cruza no profesional.

rottweiler-puppies-in-indiana-indiana-rottweiler--alpha-omega-rottweilers-----rottweiler-breeder-pictures

Presentación de una camada perteneciente a un importante criador norteamericano. Se busca la excelencia en todo sentido.

Indudablemente la mejor manera de adquirir un buen cachorro es acudir a un criadero de reconocida trayectoria y reputación; Que nos ofrezca toda la información posible sobre el origen del animal, sus antepasados y la evolución o mejora de los eventuales problemas genéticos que algunas razas suelen padecer más que otras, como displasia de cadera, problemas en la vista, malformaciones en la mandíbula o dientes.
Obviamente esta opción es la más cara pero, si lo pensamos detenidamente, el costo económico de un perro fuerte, sano y equilibrado, amortizado por la cantidad de años que nos acompañará con absoluta nobleza y vitalidad, veremos que se trata de un precio realmente bajo.

En el caso de los perros, los “papeles” como se les suele llamar vulgarmente o el pedigrí y certificado de origen, son documentos que nos muestran que estamos en posesión de un animal cuya reproducción ha sido controlada, planificada y cuidada de forma correcta, protegiendo así tanto a la madre como a la camada y manteniendo unos estándares de calidad que finalmente benefician tanto al animal como a su feliz dueño.

La decisión final siempre será nuestra, pero sea cual fuere no olvidemos que estaremos a cargo de la vida de nuestro perro durante muchos años, si somos afortunados.

 

Anuncios

Comenta, dinos lo que piensas:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s